<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PWMBPK" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

El parlamento europeo aprueba la prohibición del bloqueo geográfico

Prohibición del bloqueo geográficoLa Comisión de la UE quiere evitar el llamado «bloqueo geográfico»; es decir, el trato diferente de los clientes en función de su origen. El Parlamento Europeo ya ha adoptado un reglamento sobre esta cuestión. Solo falta la aprobación del Consejo.

Ya el 9 de septiembre de 2016, el Ministerio Federal alemán de Economía y Energía se reunió con las asociaciones y sindicatos para tratar el reglamento sobre el bloqueo geográfico.

Un primer borrador del reglamento contemplaba regulaciones innecesariamente estrictas para el comercio online. Por ejemplo, se establecía la obligación de comerciar en toda Europa.

Reglamento innecesario

La Comisión y las asociaciones de consumidores consideran que es esencial evitar el llamado bloqueo geográfico. Se basan en una encuesta realizada por la Comisión, en la que solo se recibieron 433 respuestas en toda Europa y de las que solo 251 procedían de los consumidores.

Además, se examinaron 10.000 sitios web, de los cuales el 0,5 % hacía uso del bloqueo geográfico.

Por tanto, lo cierto es que no es necesaria una acción legislativa. Sin embargo, el reglamento ya está aquí.

Los ministros de la Competencia van en serio

Tras este primer borrador, los ministros de Competencia de la UE iniciaron un debate del que surgió una nueva versión de la prohibición del bloqueo geográfico. En esta, al menos, ya no se preveía una obligación de entrega en toda Europa. También se permitía ofertar precios diferentes según los diferentes tipos de IVA de cada uno de los países. En el primer borrador, también se prohibía esta práctica.

Prohibición de redirección

Si una empresa explota varios sitios web en los países, a menudo se redirecciona al cliente al sitio nacional correspondiente. Por ejemplo, porque es la página del idioma correcto o porque el área de entrega de cada una de las páginas de los países está limitada al país en cuestión.

Con el reglamento, esta redirección solo estará permitida si el cliente accede a ello de forma expresa.

En la práctica no es posible obtener este consentimiento, ya que el comerciante tendría que probarlo en caso de litigio. Solo sería posible hacerlo con un procedimiento Doble Opt-In. Sin embargo, en el momento de la redirección, el comerciante todavía no tiene los datos del cliente al que podría enviar un mensaje DOI.

¿Qué sucede ahora?

Tras la votación del Parlamento Europeo, el Consejo debe aprobar el reglamento. No obstante, esto es una mera formalidad. Finalmente, el Reglamento deberá publicarse en el Diario Oficial de la Unión.

Nueve meses después, entrará en vigor y será aplicable en toda Europa. La implantación por parte de los legisladores nacionales ya no es necesaria, ya que los reglamentos son directamente aplicables.

Si los plazos lo permiten, la prohibición del bloqueo geográfico llegará ya este año.

Newsletter

0 Comentarios