Errores 404: identificarlos, comprenderlos y corregirlos

« 404. That’s an error. The requested URL was not found » es el mensaje que aparece en la pantalla de tus visitantes cuando la página solicitada no se encuentra o ya no existe. 

Aunque los errores 404 tienen poco impacto en tu sitio web, es aconsejable corregirlos. Debes ser consciente de lo frustrante que es para un consumidor encontrarse con un mensaje de este tipo. Además, pueden perjudicar indirectamente el posicionamiento de tu sitio web en las SERPs. Descubre cómo detectar errores 404, cuáles son sus posibles causas y cómo solucionarlos. 

error 404

INDICE 

  1. ¿Qué es un error 404?

  2. Posibles causas de un error 404

  3. El impacto de los errores 404 en tu sitio web

  4. Cómo corregir errores 404

1. ¿Qué es un error 404?

Hay que tener en cuenta que existen varios códigos de error, como 401, 403, 500, etc. Todos ellos conducen al mismo resultado: la página en cuestión no se muestra. Sin embargo, el origen del problema puede ser diferente según el código. 

El error HTTP 404 se muestra cuando el servidor no puede encontrar la página web solicitada. El mensaje "404 no encontrado" o un texto similar significa que la página solicitada no se puede encontrar porque no existe o ya no se encuentra en el servidor.

2. Posibles causas de un error 404

La aparición de un mensaje de error 404 puede tener varias explicaciones: 

  • La dirección URL introducida por el usuario es incorrecta 

  • La página solicitada ha sido eliminada o no existe 

  • La URL de la página ha cambiado 

  • Un plugin que ya no funciona correctamente debido a una modificación 

  • La página está en mantenimiento o no está disponible temporalmente 

  • La página se ha movido sin ninguna redirección 

  • Etc.

3. El impacto de los errores 404 en tu sitio web

Los errores 404 afectan negativamente en la experiencia del usuario. 

construyendo sitio web

Imagínate navegando por una página web. Crees que has encontrado la solución a tu problema o la respuesta a tus preguntas. Decides hacer clic en el enlace, pero la página no aparece. Aparece un mensaje de error 404. 

¿Cómo te sentirías? ¿Qué pensarías del sitio web? Evidentemente, para el usuario de Internet, las páginas de error desacreditan un sitio web. Se interpreta como una falta de seriedad. 

Si la imagen de la empresa se ve afectada, se vuelve difícil ganarse la confianza de los clientes potenciales. Este es un factor esencial en la decisión de compra. Como resultado, te arriesgas a perder ventas. 

Además, las páginas 404 pueden reducir la clasificación de tu sitio. El principal objetivo de Google es, de hecho, proporcionar los mejores resultados posibles a sus usuarios. En otras palabras, el motor de búsqueda otorga gran importancia a la experiencia del usuario y mide su satisfacción a través de varios indicadores, que incluyen la tasa de rebote y el tiempo de permanencia en una página. 

Comienza a mejorar tu tráfico orgánico con nuestra checklist gratuita👇 

Mejorar el posicionamiento en Google

Finalmente, no debemos olvidar que los enlaces que conducen a las páginas en cuestión pueden ser tanto internos como externos. En el caso de backlinks de otros sitios, la influencia en la clasificación de tu sitio puede ser alta. Los backlinks son, de hecho, señales positivas que mejoran el SEO y ayudan a aumentar el tráfico. 

Por lo tanto, tener enlaces externos que apunten a una página 404 es un desperdicio. De ahí la importancia de corregir los errores 404.

📖Lectura recomendada: Cómo generar backlinks en una tienda online

4. Cómo corregir errores 404

Para reparar las páginas de error 404, es necesario detectarlas previamente. Es decir, hay que identificar los enlaces que apuntan a ellas. 

Lo primero que hay que hacer es identificar los enlaces internos que ya no funcionan. Para ello, puedes utilizar Google Search Console.

En cuanto a los enlaces externos, es posible identificarlos utilizando Ahrefs. Esta herramienta tiene una función para detectar sitios externos que vinculan con una página de tu sitio que no existe. 

Hay varias opciones para resolver las páginas de error 404, a continuación, se muestran cinco de ellas. 

#1 Repara enlaces rotos 

Esta es la mejor solución si quieres mantener una determinada página de tu sitio. En concreto, se trata de corregir el error que se ha colado en la URL. Para ello, basta con identificar el enlace erróneo y rectificarlo.   

Ten en cuenta que sólo el administrador del sitio web puede realizar este cambio. Si el enlace defectuoso es de origen externo, hay que pedir al propietario del sitio correspondiente que lo corrija. 

#2 Crea una redirección 

Esta solución se recomienda si: 

  • la página sigue existiendo, pero su URL ha cambiado, 

  • la página ya no existe, pero quieres redirigir a los visitantes a otra página con un contenido similar. 

Sin embargo, no cometas el error de redirigir automáticamente todas las páginas de error 404. Las redirecciones deben estar bien pensadas y seguir una cierta lógica. De lo contrario, corres el riesgo de complicar la usabilidad de tu sitio y perjudicar tu posicionamiento. 

#3 ¿Debería cambiar el código de error 404 a 410? 

Esta solución suele ser recomendada por la mayoría de expertos de SEO. Se aplica a las páginas de error 404 que no pueden ser reparadas o redirigidas. 

De hecho, el código 404 indica que el servidor no puede encontrar una página, pero no significa que ya no exista. Es posible que no esté disponible temporalmente o esté en mantenimiento, luego volverá a estar accesible. Por otro lado, el código de error 410 significa que una página se ha eliminado de forma permanente. Es decir, ya no existe. 

El sentido común dicta que las páginas de error 404 que no se pueden reparar o redirigir deben cambiarse a 410. 

Sin embargo, esta acción no es obligatoria. No tiene ningún efecto sobre el posicionamiento de tu sitio y se puede ignorar. 

Algunos expertos creen que es mejor concentrar tus esfuerzos en otras cosas. Este libro blanco te ayudará a distinguir mejor las acciones más impactantes para el SEO de tu comercio electrónico. 

#4 Cuidado con los enlaces que apuntan a redirecciones o páginas 410 

Sea cual sea la solución que utilices, corrige siempre los enlaces que apunten a redirecciones y páginas que hayan sido cambiadas a 410. 

De hecho, a menudo ocurre que se ha omitido la corrección de la antigua URL al configurar una redirección 301. Como resultado, los visitantes y los motores de búsqueda son llevados al enlace defectuoso antes de llegar a la nueva URL. 

Esto les hace perder tiempo y prolonga la velocidad de carga del sitio. 

Como puedes ver, si no te esfuerzas en arreglar los enlaces que apuntan a redireccionamientos o páginas 410, tus visitantes pueden pasar por una larga sucesión de redireccionamientos antes de aterrizar en la URL correcta. 

📖Lectura recomendada: 5 consejos para una mejor navegabilidad  web 

#5 Personaliza las páginas 404 

lego error 404

Tus usuarios se sienten confundidos y desorientados cuando aterrizan en una página de error 404. Para tranquilizarlos y aliviar su frustración, se recomienda personalizar la visualización del código de error 404. 

La idea es presentar un mensaje más acogedor que refleje la imagen de la empresa, en un intento de convertir la confusión del error 404 en una experiencia positiva, y al mismo tiempo invitar a los visitantes a seguir navegando por el sitio. 

La personalización de las páginas de error 404 aumenta la credibilidad de tu sitio. Transmite la imagen de una empresa que se preocupa por los detalles y por sus usuarios.  

New Call-to-action

Este artículo ha sido traducido y adaptado del original: Les erreurs 404 - détecter, comprendre et corriger

0 Comentarios