5 consejos básicos para comenzar con el SEO

¿Tu tienda online tiene productos estupendos y aprovechas tu pasión y conocimientos para ofrecerlos? Enhorabuena. Ya estás en un buen punto de partida para conseguir más visitas gracias al SEO. Sin embargo, ¿todavía no sabes cómo aparecen tus páginas en Google y cómo puedes conseguir aparecer bien delante? Pues no te pierdas nuestros consejos básicos sobre SEO.

Consejos básicos para SEOPaso 1: aparecer en Google

En general, para que tu tienda online aparezca en Google es recomendable tener una cuenta en la Search Console de Google (anterires herramientas para webmasters de Google).

Es cierto que lo normal es que Google encuentre tu página de todas formas, pero en la Search Console se encuentran datos valiosos que pueden utilizarse para optimizar tu página:

  • Términos de búsqueda con los que se encuentran tus páginas en la búsqueda de Google
  • Errores de rastreo; es decir, qué URLs de tu dominio no deben encontrarse y deben corregirse
  • Cantidad de las páginas indexadas (esto es, conocidas) por Google

Para asegurarte de que Google encuentre todas las subpáginas y de que las indexe, tienes que enviar un «sitemap» a través de la Search Console. Un «sitemap» (o mapa del sitio) es un listado de todas las páginas que deben encontrarse.

Para poder ver esta información de tu sitio web, tienes que demostrar que es de tu propiedad. Para ello, normalmente es necesario añadir un fragmento de código al código fuente. Si ya has integrado Google Analytics o Google Tag Manager, puedes utilizarlos también para verificar tu sitio web.

Paso 2: identificar términos de búsqueda

Para empezar: los tiempos en los que la cantidad de veces que se utilizaba una palabra clave era decisiva para el éxito en los motores de búsqueda han terminado.

A pesar de ello, tienes que conocer las palabras con las que tus clientes buscan tus productos. Algunas veces, los expertos utilizan términos demasiado técnicos o específicos.

Si no estás seguro de cuáles son esas palabras no especializadas, pregunta a amigos y conocidos que no sean de tu sector cómo llaman a tus productos.

Utiliza una herramienta de palabras clave para averiguar y comprar el volumen de búsqueda de esos términos.

Ejemplo de kwfinder

No te pierdas: Las mejores herramientas para encontrar palabras clave

Paso 3: crear contenidos adecuados

Una vez que hayas recopilado las palabras clave más importantes de tu tienda online, deberías utilizarlas en tus textos, descripciones de productos, etc.

No obstante, evita utilizar textos de SEO puros para tus categorías.

Todavía se siguen encontrando tiendas online que informan en sus páginas de categorías del desarrollo histórico de los productos para poder introducir así una cantidad determinada de términos de temática similar.

Sin embargo, a los compradores online les interesa mucho menos el siglo en el que se inventaron los vaqueros que, por ejemplo, qué estilos ofreces en tu tienda.

Tienes que evitar copiar en las páginas de los productos textos del fabricante. El contenido duplicado limita tus opciones de que te encuentren.

Paso 4: centrarse en los usuarios

Google lleva años subrayando que las páginas web no deben optimizarse para los motores de búsqueda, sino para los usuarios.

A fin de cuentas, ningún vendedor online obtiene valor añadido solo por el tráfico que tenga por su buen posicionamiento en los buscadores. El volumen de ventas solo aumenta si a los usuarios les gusta utilizar una página y hacen pedidos.

Por ello, en el algoritmo de posicionamiento se tienen en cuenta diferentes señales de los usuarios que Google obtiene de fuentes diferentes, como del navegador Chrome.

Navegador ChromeQue se detecte que tu página se abandona pasados unos segundos habiéndose accedido a ella pinchando en unos resultados de búsqueda no envía una buena señal al gigante de los buscadores.

Las señales positivas, como que las visitas pasen tiempo y hagan varios clics, logran que el posicionamiento de tu página web no deje de mejorar.

Paso 5: analizar y optimizar

La actualidad tiene un efecto positivo en la optimización de los motores de búsqueda. Bajo ningún concepto dejes de optimizar y adaptar tu tienda online de forma continua.

Observa el posicionamiento de las diferentes páginas para los diferentes términos.

Si te das cuenta de que la página de uno de tus productos aparece en la primera página de los resultados de búsqueda con un término en particular, continúa adaptando la página para ese término.

Si gracias a una herramienta de análisis web puedes determinar que algunas páginas tienen tiempos de visita inferiores a la media, añade contenidos a esas páginas que retengan a los usuarios en ellas.

Conclusión: Empieza poco a poco y ve optimizando cada vez más puntos. A fin de cuentas, la optimización para motores de búsqueda es una tarea que nunca se acaba. Lo más importante: mantente siempre actualizado.

El SEO no deja de cambiar, por lo que no puedes seguir a pies juntillas pequeños trucos que ya tengan algunos años.

No te pierdas los Otros 6 consejos de SEO en nuestro libro blanco gratuito, dedicado a los enlaces internos.

New Call-to-action

0 Comentarios