<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PWMBPK" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Cost-per-Mille (CPM). Definición y explicación.

En el marketing online existe una infinidad de términos que dejan con rostro atónito a quien se acerca a ellos por primera vez. Uno de ellos es el Cost-per-Mille, o su abreviatura, CPM. En nuestra serie “Definición y explicación” te ayudamos a orientarte mejor en la jungla mercadotécnica.

Cost-per-mille explicación

¿Qué es CPM?

CPM es la abreviatura de “Cost-per-Mille” y describe un método de facturación que se emplea en la planificación de publicidad en medios. Se utiliza para varios formatos publicitarios. El CPM se basa en el precio por 1000 impresiones o visualizaciones.

En consecuencia, también se conoce como el “precio por mil impresiones” o Cost-per-Thousand (CPT).

Se trata del precio que el anunciante está dispuesto a pagar para que su anuncio sea visto 1000 veces por clientes potenciales.

Existe una distinción entre el CPM bruto, que incluye los contactos múltiples de una misma persona, y el CPM neto, en el cual cada anuncio se muestra realmente a 1000 personas diferentes y que no incluye los contactos múltiples.

El método de facturación CPM se utiliza en el marketing online, la televisión, la radio y la publicidad impresa. En estos medios, se factura de acuerdo con la cantidad de espectadores analizados y esperados.

El alcance de los respectivos formatos publicitarios también sirve como base para calcular el precio de los anuncios. No se miden los clics ni las interacciones con el anuncio.

¿Cómo se calcula el CPM?

La fórmula para calcular el CPM es bastante simple. El precio del anuncio se divide por el alcance del respectivo formato publicitario y se multiplica por 1000.

El valor resultante es el precio de mil contactos.

Por ejemplo: si un anuncio cuesta 500 € y el medio publicitario puede alcanzar a un promedio de 100.000 personas, el CPM será de 5 €.

También se puede hacer el procedimiento a la inversa y usar el CPM y el alcance del medio para deducir los costes publicitarios totales del anuncio.

La suma que se debe pagar para activar un anuncio en una página web se establece con antelación por cada 1000 visualizaciones. La facturación se lleva a cabo en cuanto el anuncio alcanza realmente las 1000 impresiones.

El CPM se puede calcular en base a esto y sirve para comparar diferentes proveedores y formatos publicitarios.

A cuánto asciende el CPM de un anuncio depende del medio publicitario correspondiente, p. ej., del tipo y de la calidad de una página web, así como del grupo objetivo, el alcance y la ubicación.

Además, el tipo y tamaño del anuncio en sí también afectan en el precio. El precio lo establecen los socios publicitarios o la red de publicidad.

¿Cómo se utiliza el CPM?

El CPM sirve para evaluar la rentabilidad de los anuncios y para facturarlos en consecuencia.

Asimismo, el CPM se puede utilizar para comparar diferentes formatos publicitarios y anunciantes. Incluso dentro de un mismo medio, como una página web, los precios pueden variar considerablemente.

Como en el CPM solo se tiene en cuenta la cantidad y no la calidad de los contactos, esta forma de facturación es adecuada si el anunciante pretende darle valor al alcance. Este puede ser el caso si lo que desea es ampliar su reconocimiento y su alcance.

Sin embargo, en realidad, el éxito de un anuncio depende de otros factores, como el diseño o la oferta.

El CPM se utiliza para anuncios en televisión, radio y publicaciones impresas, pero también para los banners publicitarios y similares dentro del marketing online.

Cómo se utiliza el CPM

¿Cuáles son las ventajas y las desventajas?

Las ventajas y desventajas concretas del método CPM se pueden resumir de la siguiente manera:

Ventajas

  • Los costes en el contexto de la planificación de medios se pueden incrementar con mayor precisión.
  • Se pueden comparar los costes de publicidad en diferentes portales (y también en varios medios).
  • Amplia o aumenta el alcance y el reconocimiento.
  • Generalmente más barato que los anuncios CPC (Cost-per-click).

Desventajas

  • Visualizaciones de escasa calidad, pero con mayor alcance (cantidad).
  • No hay información sobre los usuarios alcanzados y el posible grupo objetivo.
  • No hay información sobre la efectividad de la publicidad.

El CPM en el marketing online

En marketing online, una visualización, es decir, lo que se conoce como impression o ad impression se considera un contacto. El anuncio se publicó en páginas web 1000 veces y, por lo tanto, ha podido ser visto 1000 veces por los usuarios que visitaron la página.

En el caso de la publicidad online, el CPM también depende de la ubicación de cada anuncio y del factor de rotación. Se distingue entre ubicaciones de anuncios fijas y competitivas, y hay espacios publicitarios más y menos visibles.

En contraste con los anuncios en publicaciones impresas, en la televisión o en la radio, las visualizaciones de los anuncios online se pueden medir de manera concreta y no se derivan del supuesto alcance del medio (p. ej., TV/radio/publicación impresa). En consecuencia, aquí es un poco más fácil delimitar el grupo objetivo.

En el contexto online, cuando se trata de un anuncio atractivo (imágenes, texto, videos) que probablemente tendrá un gran porcentaje de clics (CTR), merece especialmente la pena facturar utilizando el CPM. Sin embargo, en otros casos es mejor utilizar un anuncio facturado mediante CPC (Cost-per-click).

Por otro lado, el CPM también vale la pena si un anuncio transmite el mensaje publicitario directamente sin necesidad de hacer clic.

Junto con el CPC, el CPM es el método de facturación más importante en el marketing online. Las principales redes de publicidad en Internet son Google Display Network y Facebook Atlas.

¿Quieres saber más sobre el CPC? En ese caso, consulta nuestra “Definición y explicación” al respecto aquí.

En el marketing online, el CPM también se factura a través de un proceso de subasta.

En parte, los espacios publicitarios que forman parte de la subasta se distribuyen entre los postores de CPM y CPC durante el mismo proceso.

En resumen, el CPM es uno de los métodos de facturación más importantes y sencillos en el ámbito de la publicidad. Es especialmente adecuado si deseas comparar diferentes medidas publicitarias y/o tienes como objetivo aumentar el alcance y el reconocimiento de una marca.

Descripciones Producto

0 Comentarios