<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PWMBPK" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Cómo elegir la mejor estructura de URL para tu sitio de comercio electrónico

Para que tu tienda online tenga éxito, tienes que tener en cuenta algunos elementos importantes. Todo sitio web debe ser intuitivo y fácil de usar, no solo para los visitantes, sino también para los rastreadores web y los robots, los encargados de indexarlo. Indudablemente, uno de estos elementos es una estructura de URL apropiada. A continuación algunos consejos de cómo elegir la mejor estructura de URL para tu sitio de comercio electrónico.

estructura url

1º  ¿Qué es una URL amigable?

Una URL amigable debe ser, sobre todo, simple y fácil de comprender para tu público objetivo. No debería contener parámetros aleatorios, sino palabras clave que tengan realmente importancia para la determinada página. Con una estructura tan lógica y sencilla, tus visitantes (y los robots de los motores de búsqueda) podrán orientarse y encontrar fácilmente lo que están buscando.

Tener direcciones URL amigables y bien optimizadas para tu tienda online, te puede ayudar además a parecer más digno de confianza, lo que anima a clientes potenciales a hacer clic en tus enlaces. Por poner un ejemplo: Supongamos que estás pensando en comprar unas zapatillas nuevas. ¿En cuál de las siguientes URLs harías antes clic?

https://ejemplo-tienda.com/zapatillas-hombre-nike-air-max

o

https://ejemplo-tienda.com/co/adoe2416 

La primera parece ser mucho más auténtica y convincente.

2º  ¿Cómo debería ser una URL apropiada?

Las URLs bien estructuradas "describen" el contenido del sitio en detalle y dan al usuario un claro indicio de lo que puede encontrar dentro del sitio. Idealmente, una URL amigable debería tener: 

A) Una estructura apropiada

Una estructura de URL apropiada no incluye nada más que información simple y relevante sobre el sitio, separada de la manera correcta. En el caso de las tiendas de comercio electrónico, lo más probable es que la estructura apropiada sea la siguiente:

https://ejemplo-tienda.com/nombre-categoria/nombre-producto 

Una URL de este tipo se divide en tres elementos importantes:

  • el dominio de la tienda

  • la categoría a la que pertenece el producto

  • el nombre del propio producto

Una dirección así es intuitiva para el usuario y le permite encontrar lo que busca. Sin embargo, es importante tener en cuenta que dicha estructura no será suficiente cuando estén involucradas más categorías de producto. De hecho, una URL generada de esta manera será demasiado larga y poco clara.

Para cada producto de una tienda online hay disponibles múltiples imágenes, a veces incluso manuales adicionales, es decir, archivos PDF. Estas URLs también son importantes - en el caso de las imágenes, las URLs son generadas automáticamente basadas en sus nombres. Por eso es importante poner un nombre adecuado a todos los archivos antes de subirlos a la tienda.

cámara de fotos

Por poner un ejemplo: En lugar de utilizar títulos por defecto (como "DCM62551.jpg"), nombra la imagen con palabras clave relevantes: "zapatillas-hombre-nike-azules.jpg". Gracias a esto, la URL generada para la imagen va a ser clara y amigable:

https://ejemplo-tienda.com/zapatillas-hombre-nike-azules.jpg

Se debe aplicar la misma regla para PDFs y otros archivos. Los nombres explicativos de las imágenes también tienen una ventaja SEO y a través de una búsqueda de imágenes en Google, podrían llevar a más tráfico.

SEO para tiendas online

B) Caracteres y separadores adecuados

Una dirección URL no debe contener ningún carácter especial ni letras mayúsculas. Es más, para conectar todas las palabras, en vez de barras bajas ("_") o números o cualquier otro parámetro, se deben usar guiones ("-"). Esto hará que las URLs sean más claras y legibles, tanto para los robots de los motores de búsqueda como para los usuarios de la web, que podrán recordarlas más fácilmente e incluso escribir las URLs correctas directamente en sus navegadores.

C) Certificado SSL implementado

La seguridad es una de las principales prioridades de Google. Precisamente por eso es necesario implementar el certificado SSL que confirma la fiabilidad del dominio. Esto particularmente se refiere a los sitios de comercio electrónico, ya que a menudo piden que se inicie sesión y se introduzcan contraseñas, así como datos de tarjetas de crédito para realizar la compra.

En el sector del comercio electrónico, cualquier sitio sin el certificado SSL (es decir, cuando la URL comienza con el protocolo http en lugar de https) es catalogado, por el motor de búsqueda, como sitio peligroso.

Lectura recomendada: HTTPS: ¿Ya tienes integrado el certificado SSL en tu tienda?

Google no oculta el hecho de que una conexión segura es uno de los factores de clasificación en las SERPs, por lo que la falta de ella podría causar una menor visibilidad en los resultados de búsqueda.

Por supuesto que la falta de confianza entre los usuarios también es importante, especialmente cuando se trata de introducir los datos de tu tarjeta de crédito. Nadie finalizará una transacción, por muy atractivas que sean las ofertas, si ven un mensaje como este:

la conexión no es segura

D) Longitud adecuada

Como ya se ha mencionado, toda URL debería ser legible. Aparte de los caracteres relevantes, lo que también cuenta es la longitud. En realidad, cuanto más corta sea la URL, mejor, simplemente porque se vuelve más clara.

Desde la perspectiva del motor de búsqueda, su longitud también es relevante, ya que Google solo muestra alrededor de 100 caracteres. En los resultados de búsqueda, las URLs más cortas se mostrarán completamente y podrán ser fácilmente recordadas por los usuarios (y les darán una mejor idea de dónde están a punto de hacer clic).

Esta es la razón por la que tiene sentido optimizar las URLs, en cuanto a la longitud, y elegir cuidadosamente los nombres de las subpáginas y productos para que sean cortos y transparentes.

Al crear las URLs, también es crucial mantener la llamada jerarquía de las frases de palabras clave. Esto significa que las frases de palabras clave más importantes para una determinada subpágina deben estar lo más cerca posible del dominio (en otras palabras: lo más a la izquierda posible).

Sin embargo, debes seguir esta regla con sensatez. No es necesario pasarse con el relleno de palabras clave antinaturales en la dirección URL - lo cual es importante, no solo para las URLs (recuerda: saturación de palabras clave = siempre malo).

Libro blanco mejorar SEO y SEA con palabras clave

E) Una cadena de caracteres única 

Cada subpágina de la tienda online debería tener una única dirección URL. De hecho, si el mismo contenido tiene más de una URL, entonces aumenta la duplicación interna, lo que a los ojos de Google, afecta a la calidad del sitio web. Un buen ejemplo de dicho caso es la falta de redirecciones fijas 301, desde un sitio sin el certificado SSL a la página principal. Debido a esto, la página principal se muestra tanto para la versión http como para la de https y por lo tanto, se clasifica por debajo de la competencia, a pesar incluso de contar con un contenido y una descripción única y relevante.

El problema de los duplicados de URL también puede ocurrir cuando la misma URL existe en dos versiones: con una barra "/" al final, y otra sin ella. Esto significa que ambas de las siguientes páginas tienen exactamente el mismo contenido: 

https://ejemplo-tienda.com/nombre-categoria/

https://ejemplo-tienda.com/nombre-categoria

Es el llamado fenómeno trailing slash , o barra diagonal al final de la URL, que puede causar problemas con la indexación y los duplicados de contenido. En esos casos, Google recomienda redireccionar de una página a otra y hacerlo de manera consistente en todo el sitio web.

3º La correcta estructura URL para sitios de comercio electrónico

La estructura URL que elijas para tu sitio de comercio electrónico depende de algunos factores. Uno de ellos es la forma en la que los usuarios buscan productos que vayas a incluir en tu tienda.

Precisamente por eso, la planificación de la estructura URL debe comenzar con el análisis de palabras clave, a fin de averiguar qué categorías y atributos de producto se buscan con mayor frecuencia. Lo ideal sería que los atributos más relevantes estuvieran incluidos en las URLs. ¿Cómo exactamente? Sigue leyendo y lo descubrirás.

lp-structured_data

A) ¿Qué URLs son adecuadas para categorías y subcategorías?

La dirección URL para la categoría debería ser lo más corta y estar lo más relacionada posible a su frase de palabra clave principal. En muchos sistemas de gestión de contenidos, estas URLs se generarán automáticamente en función de los nombres de las categorías, así que piénsatelos bien al crear tu tienda online.

Supongamos que estás planeando abrir una tienda de moda. En lugar de nombrar las categorías principales «Niños», «Mujeres», «Hombres» - deberías ampliar los nombres a «Ropa para niños», «Zapatos para mujeres» o «Accesorios para hombres». Nadie busca ropa de niños escribiendo solo «niños» en Google.

Además, si es posible, debes evitar añadir elementos adicionales como la identificación o cualquier otro parámetro que pueda cambiar a las URLs de la categoría. Si no puedes (porque tu CMS no te lo permite), asegúrate de poner este elemento al final de la URL. De esta manera, mantendrás las partes más importantes de la dirección a la izquierda (lo que coincide con la jerarquía apropiada descrita anteriormente).

Pero sobre todo en el caso de las subcategorías, merece la pena evitar las repeticiones. Si en tu tienda la categoría «cosméticos» se divide en «cosméticos de maquillaje», «cosméticos para el cabello», y así sucesivamente, deberías dejar en la URL solo el nombre de la subcategoría en lugar de ambos nombres. De lo contrario, te arriesgarás a tener la misma palabra dos veces, por ejemplo:

https://ejemplo-tienda.com/nombre-categoria/cosmeticos/cosmeticos-maquillaje

B) ¿Qué URLs son buenas para las páginas de producto?

Hay dos prácticas recomendadas para crear las URLs de las páginas de producto:

https://ejemplo-tienda.com/nombre-categoria/nombre-producto

y:

https://ejemplo-tienda.com/nombre-producto

La elección de una de ellas depende en gran medida de lo que vendes, de cómo pones nombre a los productos y de cómo los usuarios los buscan. Supongamos que tu producto se llama «audiolibro de Winnie the Pooh» y que este es precisamente el nombre que los usuarios utilizan con más frecuencia cuando lo buscan en los motores de búsqueda. Ahora, vamos a considerar dos casos diferentes:

  1. Los nombres de los productos de tu tienda incluyen solo los títulos de los audiolibros en cuestión y pertenecen a una categoría aparte (llamada «Audiolibros»). Entonces, significa que los usuarios también escriben el nombre de la categoría en Google, y la mejor solución será elegir la primera opción:

https://ejemplo-tienda.com/audiolibro/winnie-the-pooh

  1. Todos los nombres de los productos de la tienda se crean de la siguiente manera: «Título + categoría», así que tu URL incluiría, además de «Winnie the Pooh», también la palabra «audiolibro». Esto significa que la segunda será una mejor opción, para evitar repetir el nombre de la categoría:

https://ejemplo-tienda.com/winnie-the-pooh-audiolibro

Si utilizas el primer método, se repetiría el nombre de la categoría, lo que haría que la dirección fuera innecesariamente más larga:

https://ejemplo-tienda.com/audiolibro/winnie-the-pooh-audiolibro

Checklist SEO tus páginas de producto

C) La estructura URL para entradas de blog

Toda marca conocida sabe que hoy en día, tener un blog es importante para cualquier sitio de comercio electrónico. ¿Qué estructura URL deberías elegir entonces para cada entrada de blog? Es bastante simple. Después del nombre del dominio y de la categoría blog, escribe simplemente el título de la entrada de blog, sin ningún elemento adicional:

https://ejemplo-tienda.com/blog/titulo-entrada-blog

Si el título es muy largo, acorta la URL usando solo las palabras más importantes:

https://ejemplo-tienda.com/blog/consejos-comprar-botas-montaña

4º La estructura URL para sitios multilingües

En el caso de los sitios multilingües, en vez de utilizar las cookies o la configuración del navegador para adaptar la versión de idioma del sitio, Google recomienda tener URLs separadas para cada versión del sitio web.

En este caso, es importante configurar correctamente los atributos hreflangs, es decir, las etiquetas que definen el idioma y la ubicación específica. Gracias a ellas, el motor de búsqueda es capaz de seleccionar el enlace correcto para cada versión del idioma del sitio web.

Lo que también es una práctica muy común entre los propietarios de sitios multilingües es el uso de la geolocalización. Tampoco es exactamente recomendable, ya que cada usuario debería tener la opción de elegir libremente la versión del idioma.

Europa

Hay tres opciones para crear URLs para versiones específicas de idiomas:

A) Dominio nacional 

Ejemplo: https://ejemplo-tienda.es(para España).

Una URL así, tiene un objetivo geográfico específico y genera más confianza en clientes potenciales que procedan de este país. En algunos casos, esto puede ser realmente importante. Por ejemplo, los españoles confían mucho más en «sus propios» dominios cuando compran algo.

Puede que esta solución sea más costosa porque tienes que comprar un dominio completamente nuevo, lo que también significa que tiene que ser optimizado desde cero para que se clasifique bien en los motores de búsqueda. La nueva dirección ya no tiene el «poder» de la página principal, ya que es otro sitio web individual - por eso tienes que fortalecer el dominio construyendo enlaces adicionales, idealmente que provengan del dominio .es.

También existe el riesgo de que el dominio no esté disponible si hay otra compañía local que ya lo esté usando.

B) Subdominio

Ejemplo: https://es.ejemplo-tienda.com

Las ventajas de esta solución son, entre otras: una configuración sencilla, la posibilidad de hacer geotargeting en la Google Search Console, además de separar fácilmente los sitios en diferentes idiomas.

Sin embargo, la cuestión aquí es que para Google cada subdominio es un sitio web separado, para el cual la optimización debe comenzar desde cero, exactamente como en el caso de un nuevo dominio. Pero, si el dominio principal tiene parámetros altos y una larga historia, pasará parte de su fuerza a los subdominios recién creados, lo que ayudará a su optimización.

C) Subcatálogos 

Ejemplo: https://ejemplo-tienda.com/es

Definitivamente es la solución más barata. Básicamente, las versiones en otros idiomas, en catálogos separados, están «respaldadas» por el dominio principal y tienen su poder. Sin embargo en la mayoría de los casos, será más difícil que las versiones en otros idiomas lleguen a la parte superior de las SERPs.

Al decantarse por esta solución con versiones en varios idiomas, recuerda establecer solo una dirección principal para el sitio sin repetir esa misma dirección o dominio (del país) en el catálogo. Por ejemplo, si la versión principal es la polaca, la URL no debe ser modificada y por lo tanto, debe permanecer así:

https://ejemplo-tienda.pl en lugar de https://ejemplo-tienda.pl/pl.

Cada catálogo adicional debilita el dominio, lo cual también es algo a tener en cuenta.

¿Qué solución deberías elegir para tu tienda online? Depende de muchos factores, como tus objetivos, estrategias de negocio y de marketing, así como del presupuesto disponible.

Conclusión

Una estructura URL adecuada es esencial para las tiendas de comercio electrónico, tanto desde la perspectiva de SEO como desde la del usuario. Las URLs simples y transparentes ayudan a tus clientes a navegar por tu sitio fácilmente, y permiten a los robots de los motores de búsqueda indexar el sitio adecuadamente. Desde el principio debes considerar cómo quieres que sean exactamente tus direcciones URL y qué palabras clave quieres que incluyan. De esta manera, tu tienda online no solo será intuitiva sino que también se clasificará mejor en los resultados de búsqueda.

ventas internacionales

 

0 Comentarios