<iframe src="https://www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-PWMBPK" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Anuncios de LinkedIn: 5 consejos para principiantes

Si te anuncias en línea, es muy probable que ya trabajes con Facebook y/o Google. Son excelentes formas de llegar a tu público objetivo porque tienen muchas opciones de segmentación. Sin embargo, también deberías pensar en LinkedIn, propiedad de Microsoft, para anunciarte, especialmente si te dedicas al B2B.

Consejos sobre anuncios Linkedin

Hay varias formas de anunciarse en LinkedIn. Por ejemplo, el contenido patrocinado, que es muy similar al de Facebook. Los mensajes se mostrarán en las noticias de los miembros y se etiquetarán como patrocinados. Puede tratarse de una buena forma de compartir contenidos que hayas creado tú, como un artículo de blog o en la prensa.

En segundo lugar, los anuncios de texto te permiten presentar una imagen pequeña, un titular y un texto corto. Estos suelen aparecer en la página de inicio y pueden pagarse por impresiones (CPM) o por clics (CPC).

Por último, tienes los mensajes InMail patrocinados, con los que puedes enviar mensajes directamente a la bandeja de entrada de tu audiencia. Los mensajes son recibidos cuando están conectados y así se garantiza que lleguen a su destino.

Echemos un vistazo a algunos consejos para principiantes sobre la publicidad en esta red social profesional.

1. Tamaño del grupo objetivo

Al escoger las opciones de segmentación, verás a cuántas personas podrás llegar en la práctica. Así, al marcar estas casillas y encontrar a esos clientes potenciales, debes aspirar a llegar a entre 100 000 y 300 000 miembros para obtener buenos resultados, según el formato de anuncio escogido.

Con el contenido patrocinado, LinkedIn recomienda dirigirse al menos a 300 000 miembros, mientras que con los anuncios de texto, hay una amplia horquilla: se recomienda dirigirse a entre 60 000 y 400 000 miembros. Para los anuncios patrocinados de InMail, apunta con la mayor precisión que puedas: LinkedIn aconseja buscar 100 000 miembros o menos.

2. Prueba tus anuncios

Al crear anuncios, siempre es una buena idea contar con variantes: prueba tres o cuatro anuncios con combinaciones distintas de texto e imagen. Esto es básicamente una prueba A/B para ver con qué anuncio se obtienen las mejores reacciones. Una vez empieces a optimizar los anuncios para sacar el máximo rendimiento a tu inversión en marketing, estas pruebas te serán increíblemente útiles.

3. Tipos de ofertas

LinkedIn te deja elegir cómo quieres pagar tus anuncios. Al principio, puede que optes por un modelo de coste por clic (CPC), ya que es el más fácil de entender y de optimizar. En términos generales, también es el tipo de oferta que te conviene si tus objetivos de marketing están más orientados a clientes potenciales.

Pasado un tiempo, puedes cambiar a un modelo de coste por impresión (CPM), con el que lograrás que tu anuncio se vea más y se utilice generalmente con objetivos de concienciación de marca.

Si no tienes claro en cuál quieres centrarte, siempre puedes crear dos campañas. Prueba los distintos modelos de pago en cada una y decide cuál te da los mejores resultados.

4. Segmentación por grupos

Lo bueno de la publicidad en redes sociales es que hay una gran cantidad de datos útiles sobre los miembros disponibles para los anunciantes. Así, LinkedIn te permite segmentar por «grupos». Por ejemplo, puedes filtrar por cargo empresarial, por antigüedad, por responsabilidades laborales, por tamaño de la empresa, por ubicación o por país.

Si en algún momento has desarrollado un arquetipo de comprador para una estrategia general de marketing, es algo que podría ser extremadamente útil a la hora de averiguar a quién quieres dirigirte. Prueba varias combinaciones de grupos y decide cuál te encaja mejor.

5. Optimización demográfica

Una vez lleves un tiempo con anuncios, habrá llegado la hora de empezar a optimizarlos. Empieza por revisar las estadísticas sobre la demografía y los grupos a los que te has dirigido desde el consejo 4.

Al ver qué funciona (y, algo que puede ser más importante, saber qué no), puedes reorientar las opciones de segmentación hacia donde veas un impacto mayor. En otras palabras, si ves que una determinada ubicación o cargo empresarial no genera suficientes clics o tiene una tasa de clics (CTR) deficiente, exclúyelos de tu segmentación en el futuro.

Conclusión

LinkedIn ofrece excelentes opciones de segmentación y ciertas ideas útiles para el éxito de tus campañas publicitarias. Si te dedicas al B2B, entonces LinkedIn podría ser una maravilla para generar clientes potenciales y tráfico a tu sitio web.

BOLA EXTRA: Consulta nuestro libro blanco gratuito formatos en redes sociales, una gran herramienta de marketing tanto para empresas B2C como B2B.

Formatos publicitarios para redes sociales

0 Comentarios