Guía definitiva: Cómo hacer Dropshipping paso a paso

El dropshipping sigue siendo un tema popular entre los comerciantes online. Pero, ¿qué significa exactamente este término, cómo funciona y qué proveedores de dropshipping existen? Sigue leyendo para descubrir las respuestas a estas preguntas y decidir si deberías hacer uso del dropshipping en tu tienda online.

mujer recibiendo un paquete

ÍNDICE

  1. ¿Qué es el dropshipping?

  2. Ventajas y desventajas del dropshipping para tiendas online

  3. ¿En qué sectores se puede utilizar el dropshipping?

  4. ¿Cómo se empieza a hacer dropshipping?

  5. ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de escoger un proveedor de dropshipping?

  6. Conclusión

¿Qué significa «dropshipping»?

El dropshipping es una variante del comercio online en el que los comerciantes ofrecen productos en su tienda sin tenerlos en stock.

Es decir, si un cliente pide un producto en la tienda, la tienda online no le envía el producto, sino que pide el producto al fabricante o al mayorista, el cual enviará el producto directamente al cliente.

Por lo tanto, el Dropshipper (normalmente) no tiene contacto físico con el producto.

En el comercio minorista clásico, sin embargo, las mercancías se piden en grandes cantidades, se almacenan y luego se envían a los clientes. 

El dropshipping suena como la estrategia perfecta de distribución, pero...

¿Deberías utilizar el dropshipping en tu tienda online?

Ahora que sabes en qué consiste este método de distribución y en qué se diferencia de la venta al por menor tradicional, seguramente te preguntes si deberías utilizarlo en tu tienda online. 

Como en cualquier modelo de negocio, existen ventajas y desventajas.

Ventajas del dropshipping

Especialmente para aquellos que son nuevos en el mundo del comercio electrónico, el dropshipping presenta varias ventajas.

Uno de los puntos a favor es claramente el factor del pequeño capital inicial, que se necesita al principio.

Ventajas del dropshipping

Como ya hemos mencionado anteriormente, este modelo de negocio no requiere que los productos se compren y almacenen de antemano.

En total, hay tres partes involucradas en este modelo de distribución:

  • El cliente final: Este compra un producto en una tienda online o física y no sabe si la entrega se realiza mediante dropshipping o no.

    En ningún momento sabe quién es el mayorista, ya que sólo tiene contacto con el intermediario.

  • El vendedor: Este se hace cargo de la tienda e intenta atraer a tantos clientes potenciales como sea posible.

    Cuando recibe un pedido, se pone en contacto con el mayorista de dropshipping y le envía los detalles del pedido y del cliente.

    El beneficio del vendedor en esta acción es la diferencia entre la cantidad que el mayorista le cobra por el producto y la cantidad que cobra a su cliente.

  • El proveedor de dropshipping: Este recibe el pedido, lo empaqueta y lo envía directamente al cliente final.

    En el embalaje no se menciona normalmente al mayorista, sino sólo la marca del vendedor en caso de haber una.

    El mayorista se encarga de todas las tareas relacionadas con el envío, las aduanas y los gastos de distribución.

New Call-to-action

En resumen: En cuanto el cliente final realiza un pedido en la tienda online, el dropshipper compra el producto al fabricante o al mayorista e incluye al cliente final como destinatario. 

La gran ventaja es que el producto no pasa por manos del comerciante online, de modo que no hay necesidad de almacenar grandes cantidades de mercancía. 

Los Dropshippers tampoco tienen que preocuparse por los productos que no se venden y que ocupan espacio en el almacén. En definitiva, no tienen que preocuparse de llevar un control riguroso de stock. 

Debido al bajo coste inicial, el dropshipping es una forma de probar nuevos productos antes de tirarse a la piscina. 

Otra ventaja del dropshipping es que se puede ofrecer una gama mucho más amplia de productos, ya que no es necesario almacenar la mercancía.

De la misma manera, el no disponer de un almacén te permite manejar tu tienda online desde cualquier parte del mundo. Todo lo que necesitas es una buena conexión a internet.

Pero aunque este modelo de negocio ofrece muchas ventajas, también presenta varios inconvenientes que se deben tener en cuenta.

hombre trabajando con su portátil

Desventajas del dropshipping

Una de las mayores desventajas de este modelo de distribución es que no te permite tener una gran influencia sobre la satisfacción de tus clientes.  

No importa lo buena y fácil de usar que sea la tienda online, si el mayorista no envía el paquete a tiempo, el envío tarda demasiado, el producto está dañado o, en el peor de los casos, el paquete no llega en absoluto, las quejas recaerán sobre la tienda online. 

Del mismo modo, buscar una solución a este tipo de problemas es mucho más difícil si no se sabe dónde se encuentra la entrega y no se puede contactar con el mayorista.

A menudo la opción más fácil es devolver el dinero y aceptar este contratiempo.

En el comercio electrónico siempre existen problemas de una forma u otra, porque las complicaciones con el envío o con tus clientes no pueden evitarse ni siquiera con el modelo clásico de comercio electrónico, en el que la mercancía se almacena en el almacén. 

Por lo tanto, el factor de transporte no está totalmente en tus manos, pero lamentablemente esto va acompañado de otra desventaja.

Libro blanco gratuito: Reducir las devoluciones y aumentar las ventas

lp-Minder_retouren-nl

Si se ofrecen productos de diferentes fabricantes y mayoristas, puede ocurrir que los gastos de envío se acumulen si un cliente pide varios productos.

Podrías cobrar el aumento de los gastos de envío al cliente (y lo más probable sea que lo pierdas), o pagar tú mismo el aumento de los gastos de envío.

Esto nos lleva a la siguiente desventaja, tal vez la más preocupante: El problema de los márgenes bajos.

En la tienda de cosméticos de Kylie Jenner, por ejemplo, tienes la opción de comprar un set de maquillaje por $360.00. Sin embargo, el precio de compra en Alibaba es de unos $15.

kylie-jenner-dropshipping

Por supuesto, también puedes intentar vender productos con un gigantesco sobreprecio y así obtener un alto beneficio.

Sin embargo, esto sólo funciona raras veces, ya que la minoría de Dropshippers tienen más de 1 millón de seguidores en Instagram.

A menudo existe competencia suficiente que vende el mismo producto a un precio mucho más bajo convenciendo de este modo a los clientes potenciales.

Para no entrar en una guerra de precios, no tienes más remedio que ser menos competitivo e invertir tiempo y dinero en marketing y construir una marca con clientes leales para diferenciarte de la competencia.

Una forma de lograrlo es mediante el storytelling o mejorando el posicionamiento de tu sitio web.

¿En qué sectores se puede utilizar el dropshipping?

Este método de distribución se adapta a casi todos los tipos de empresas. Aquí te dejamos algunas ideas:

  • En una tienda online este método de venta es el más utilizado ya que es una muy buena opción para las empresas de comercio electrónico donde los procesos necesarios se simplifican enormemente.

    Además, al sincronizar la tienda online con el proveedor de dropshipping, el trabajo manual se reduce al mínimo.

  • En los marketplace (como Amazon o Ebay), esta estrategia también es utilizada por un gran número de comerciantes online.

    Los marketplace tienen la ventaja de recibir cada día un flujo enorme de clientes, lo que garantiza que los productos puedan ser vistos por un gran número de compradores.

    Sin embargo, también tiene la desventaja de jugar en territorio extranjero. En tu propio comercio electrónico puedes establecer tus propias reglas, pero en un marketplace tienes que atenerte a lo estipulado.

    Por ejemplo, si vendes en Amazon, es probable que se te prohíba vender ciertos productos, dependiendo de la categoría de productos o del país donde quieras venderlos.

    Asimismo, debes tener en cuenta que los marketplace no son gratuitos. Cuando se realiza una venta hay que pagar una comisión o incluso una cuota mensual adicional.

  • En tiendas locales se utiliza cada vez más el dropshipping para vender los productos.

    En lugar de tener todos los productos en stock, existen artículos de exposición o de catálogo que se pueden pedir y son enviados por el proveedor de dropshipping.

    Por ejemplo, una tienda de muebles puede exhibir una lámpara o un sofá, pero no necesita tenerlos en stock. Esto ahorra altos costes de almacenamiento y evita el envío de mercancías voluminosas como éstas.

Sugerencia de lectura: ¿Debería centrarme en mi sitio web o vender sólo a través de Amazon y eBay?

carrito de compra con paquetes

¿Cómo se empieza  a hacer dropshipping?

Si tras sopesar todas las opciones has decidido que el dropshipping es la mejor opción para tu negocio, te mostramos a continuación cómo empezar. 

Pero antes de nada asegúrate de que el producto que quieres vender no viola las leyes de derechos de autor existentes. 

Aunque parezca fácil y rentable vender productos que están de moda (por ejemplo, tazas del Juego de Tronos, ropa de Star Wars, etc.), te enfrentas a un gran desafío. 

Dicho esto, el primer paso debería ser encontrar el producto y proveedor adecuados. 

Proveedor de dropshipping

Una vez que hayas finalizado tu investigación y te hayas decidido por un producto, debes ponerte en contacto con el fabricante o proveedor.

Aunque el fabricante sólo venda el producto en grandes cantidades, en la mayoría de los casos recibirás una lista de los mayoristas que ofrecen el producto o envían una muestra.

Contacta a los mayoristas de esa lista y averigua quién es el más adecuado para tu proyecto.

Si buscas inspiración sobre qué productos se envían mediante dropshipping, existen varios proveedores y mercados para ello.

Algunos son gratis, pero la mayoría sólo están disponibles pagando una cuota.

Wholesale Central es un ejemplo gratuito.

SaleHoo (67 dólares al año) o Worldwide Brands (299 dólares por una adhesión de por vida) son ejemplos de proveedores que cobran una tarifa.

persona realizando una checklist

También hay ferias en las que están presentes los fabricantes. Otra forma de reunir ideas de productos y de establecer colaboraciones de dropshipping.

No cabe duda de que vale la pena intercambiar información con otros minoristas online, ya sea en una feria, en eventos de networking, en foros de internet o a través de Facebook. 

Consejo: Antes de vender el producto en tu tienda online, asegúrate de que cumples con lo que prometes.

Pide uno para ti y pruébelo. De esta manera evitas a los clientes descontentos. Invierte también en imágenes y vídeos de productos de calidad. 

No obstante, debes seguir investigando. Infórmate sobre las nuevas tendencias de los productos y prueba nuevas estrategias de marketing (por ejemplo, el marketing de influencers).

Igual de importante es la comunicación con el mayorista o fabricante de tus productos de dropshipping. 

Haz preguntas y trata de averiguar lo máximo posible sobre el producto para situarte a un paso por delante de la competencia y posiblemente recibir un trato preferencial.

En algunos casos, también vale la pena visitar el lugar de producción para conocer al fabricante y a las personas que están detrás del producto.

¿Qué hay que tener en cuenta de un proveedor de dropshipping?

La primera decisión que tienes que tomar después de haberte decidido por este modelo de negocio es elegir un buen proveedor.

carita triste y sonriente

En última instancia, es el proveedor quien decide sobre el éxito o el fracaso del proyecto, ya que está en gran medida en manos del mayorista si los productos llegan a tiempo y en buenas condiciones.

A continuación hemos recopilado algunos aspectos que deben tenerse en cuenta a la hora de elegir un buen proveedor de dropshipping:

1. Un amplio catálogo con constantes innovaciones

Hay proveedores de dropshipping que se especializan en ciertos sectores y otros que ofrecen un catálogo más completo.

Dependiendo de lo que quieras vender, puedes elegir uno u otro.

Si eliges un mayorista con un catálogo que incluya todo tipo de productos, tu negocio será mucho más escalable:

En cuanto quieras vender una nueva categoría de productos, ya no será necesario recurrir a nuevos proveedores.

Además de la diversidad de productos, es importante elegir una empresa que esté al día de las últimas tendencias y actualice constantemente su catálogo.

Las ventas por Internet se basan en gran medida en productos y corrientes que aparecen tan rápido como desaparecen. 

En este sentido, deberías dar importancia a tener un proveedor dropshipping que esté dispuesto a enfrentar esas tendencias temporales.

2. Varias opciones de sincronización

Uno de los principales factores que se debe tener en cuenta a la hora de trabajar con un proveedor de dropshipping son las opciones de sincronización que se ofrecen, ya que hay muchos aspectos que deben ser sincronizados (pedidos, catálogo, inventario, agentes de transporte, etc.).

El método más rudimentario son los archivos CSV, pero significan más esfuerzo y trabajo manual que muchos vendedores quieren ahorrarse.

Por esta razón, algunos proveedores de dropshipping ofrecen otras opciones: Desde opciones que requieren un cierto conocimiento técnico (por ejemplo, una API para automatizar la sincronización), hasta tiendas dropshipping ya existentes y sincronizadas.

3. Servicio de atención al cliente sin barreras

Asegúrate de que tu proveedor ofrezca buenas condiciones y sea transparente a la hora de reaccionar ante incidentes, envío de productos defectuosos o manejo de devoluciones y pedidos cancelados.

También es interesante saber si el servicio de atención al cliente es multilingüe y puede ofrecerte un servicio personalizado.

4. Múltiples opciones de envío

El dropshipping hace la internacionalización de una empresa mucho más fácil que con un método de venta tradicional.

Si se cuenta con un proveedor de dropshipping que cubre las entregas a diferentes países, sólo hay que preocuparse por las ventas sin que los factores geográficos sean un problema.

Por lo tanto, te aconsejamos que busques un proveedor de dropshipping que tenga acuerdos con diferentes transportistas, lo que te permitirá vender a muchos países diferentes.

Pero recuerda que vender en un nuevo país requiere de mucho esfuerzo y sacrificio por tu parte: tienes que traducir tu página web y definir una estrategia de ventas que se oriente hacia una cultura diferente.

ventas internacionales

5. Proporcionar un buen servicio de atención al cliente

Las devoluciones son una parte esencial del comercio electrónico y es importante planear con antelación.

Si hay algún problema con el pedido de un cliente, es importante que tu proveedor de dropshipping te ofrezca una solución a tiempo.

Busca un proveedor que cubra este aspecto satisfactoriamente para que tu cliente no se lleve una impresión equivocada y tú tengas que ocuparte de ello lo menos posible.

Conclusión

El dropshipping presenta ventajas y desventajas, pero al mismo tiempo tiene un enorme potencial para atraer a un gran número de clientes, generar un volumen de negocios sólido y desarrollar tu tienda.

Especialmente para los recién llegados en el mundo del comercio electrónico, es una gran manera de ganar experiencia en el sector.

¡Averigua en nuestro libro blanco gratuito cómo ganar nuevos clientes mediante los anuncios de Facebook!

Guía definitiva la publicidad en Facebook

1 Comentario