7 consejos para mejorar la tasa de apertura de tus emails

persona abriendo un sobre

El email marketing sigue siendo uno de los métodos más eficaces para promocionar con éxito tus productos y fidelizar a los clientes. Para alcanzar este objetivo, primero debes asegurarte de que los usuarios abran tus correos con frecuencia. En este artículo te damos un par de consejos para mejorar la tasa de apertura de tus emails y garantizar altas tasas de conversión.

persona abriendo un sobre

Si bien la tasa de apertura promedio en 2021 fue de un 21,5% y creció un 3,5% respecto al año anterior, no existen porcentajes absolutos que determinen cuáles son las tasas de apertura de emails ideales. Los porcentajes que alcanza cada negocio varían según la región, sector y otros factores.

Además, el éxito de cada estrategia no lo determina solamente este indicador, ya que puede que la tasa de apertura sea relativamente baja (10%) y, sin embargo, la tasa de respuesta, es decir, el porcentaje que refleja el número de clics que se generaron dentro del correo (sobre llamadas a la acción), sea muy elevada (80%).

Sin embargo, en este artículo nos vamos a centrar en la tasa de apertura de tus emails y te vamos a dar un par de consejos para mejorarla. 

1. Actualiza tu base de datos

Es importante actualizar tu base de datos con regularidad para garantizar que tus correos lleguen a las personas adecuadas. 

Asegúrate de que los usuarios que se encuentran en tu lista de suscriptores se hayan dado de alta de forma voluntaria. De nada sirve tener miles de contactos que nunca abren tus correos. 

Una buena forma de asegurarse de que tus suscriptores desean recibir tus contenidos es mediante el doble opt in, ya que mediante este sistema el usuario deberá confirmar dos veces su suscripción para poder activarla.

Asimismo, te recomendamos que revises las direcciones de correo y elimines aquellas que llevan tiempo sin interactuar con tus emails. Es posible que algunos de los usuarios que se suscribieron en tu sitio hayan cambiado de dirección de correo electrónico. 

2. Segmenta tu lista de suscriptores

¿Está tu clientela femenina interesada en las nuevas máquinas de afeitar? ¿O les interesan a tus clientes masculinos los nuevos vestidos de verano? ¿Y qué hay de tus clientes más jóvenes, están interesados en bastones de senderismo?

Pues... probablemente no. 

Al enviar el mismo correo a todos los destinatarios, ganas tiempo pero pierdes ingresos. Si envías correos que simplemente no encajan con el comportamiento de compra y los intereses del destinatario, lo que conseguirás es que no abran tus emails y se terminen dando de baja de tu sitio. 

Segmentar las direcciones de correo electrónico de tus clientes, es decir, clasificarlos en diferentes grupos de compradores, te permitirá ofrecerles el contenido que más les interese. Esta acción te ayudará por tanto a aumentar la tasa de apertura de tus emails. 

Puedes segmentar a tu lista de suscriptores en las siguientes categorías:

  • Sexo

  • Edad

  • Intereses

  • Localización geográfica

  • Cargo en la empresa

  • Interés en recibir ofertas comerciales

  • Tipo de descargas que ha hecho en tu sitio

  • Tipo de páginas visitadas en tu sitio

figuras de madera de colores

3. Mejora la línea de asunto

La línea de asunto es lo primero que lee el destinatario del correo electrónico. Por lo tanto, el asunto debe ser interesante e invitar al usuario a hacer clic en el.

En el ordenador de sobremesa, se muestra un promedio de 60 caracteres de la línea de asunto, pero en el smartphone se muestran bastantes menos. Por esta razón, las líneas de asunto deben ser breves y concisas para que el destinatario sepa realmente de qué trata tu correo electrónico y lo incite a hacer clic.

lata de conserva con spamPara que tus correos no tengan aspecto de spam y evitar que el destinatario los descarte, debes evitar palabras que suenen a correo no deseado, como por ejemplo "compra", "oferta" o "haz clic". Para obtener más información, consulta esta lista de palabras desencadenantes de correo no deseado más comunes.

Asimismo, el uso excesivo del signo de puntuación (!!!!), así como el USO DE LETRAS MAYÚSCULAS, pueden activar los filtros de correo no deseado y provocar que tus emails nunca se abran.

Según el estudio de Radicati Group, el 80% de todos los encuestados consideran que los errores ortográficos y gramaticales son la ofensa de correo electrónico más inaceptable. Estos no solamente le restan profesionalidad al email, sino que también son un activador de spam.

Para redactar una línea de asunto que incite a hacer clic, responde a las siguientes preguntas:

  • ¿Qué quieres comunicar al usuario o qué deseas ofrecerle?

  • ¿Cuáles son los beneficios?

  • ¿En qué tono deseas expresarte?

No importa lo bueno e interesante que sea el contenido de tu email, si la línea de asunto no invita al destinatario a leerlo, el correo no tendrá una buena acogida.

Preencabezado

El preencabezado es el texto que aparece en la vista previa de cualquier email, a continuación de la línea de asunto. Se trata de un elemento igualmente de importante ya que, si se redacta ingeniosamente, puede potenciar tus tasas de apertura significativamente.  

Es importante que el preencabezado sea breve, atractivo y directo y, lo más importante, este debe complementar la línea de asunto

📚Lectura recomendada: 11 consejos para que un newsletter triunfe

4. Personaliza el remitente

A la hora de enviar un email, el remitente es tan importante como el mismo asunto, ya que se trata del primer elemento que ve el usuario, junto con la línea de asunto.

En este sentido, es importante que personalices el remitente de tus emails todo lo que puedas para generar mayor confianza en el usuario y mayores tasas de apertura.

Lo ideal es configurar cada email con el nombre y el apellido en lugar de poner como remitente la dirección de correo (por ejemplo, "ventas@empresa.com"). 

Algunas formas de personalizar el remitente serían: 

  • El nombre de tu empresa únicamente  

  • El nombre de una persona 

  • El nombre de la persona y de la empresa 

Considera el número de caracteres entre el remitente y el asunto para que la configuración del correo electrónico no deje incompleta tu frase y tu correo no termine en la bandeja de spam.

5. Escoge el momento adecuado

Cualquier propietario de una tienda online tiene que tener claro que el potencial de un correo electrónico no se aprovecha de forma eficaz si el momento no es el adecuado.

Por ejemplo, un email que llega al buzón del cliente a media noche no aumentará tanto las ventas como un correo que se envía en un momento más adecuado.

Pero, ¿cuál es el mejor momento para enviar correos electrónicos? La respuesta a esta pregunta es: depende.

reloj junto a calendario

Por norma general, los lunes suelen ser un mal día para enviar correos, ya que las personas vuelven ese día a trabajar y se encuentran con la bandeja de entrada a rebosar. El lunes lo dedicamos por tanto a organizar la semana y a hacer limpieza de emails.

En lo que respecta al viernes, ese día queremos dejar la bandeja de entrada limpia y centrarnos en asuntos de última hora para empezar el fin de semana con tranquilidad. 

En un estudio de Hubspot, en el que se analizaron más de 20 millones de correos electrónicos durante 10 meses, se reveló lo siguiente:

Los correos enviados los martes tienen, en comparación con la media, un 20% más de tasa de apertura y la mayoría de correos se abren entre semana entre las 10 y las 12 de la mañana.

Sin embargo, esto depende mucho del perfil de tus clientes y del tipo de trabajo que tienen, por lo que te recomiendo que lleves a cabo tests A/B y que envíes tus emails en diferentes horarios para comprobar en qué momentos es más probable que tus clientes abran tus emails. Y esto nos lleva al siguiente punto.

6. Realiza A/B Testing

Una forma de garantizar una alta tasa de apertura en tus correos es llevando a cabo pruebas A/B y analizando los resultados.

Estas pruebas te ayudan a medir el interés de diferentes versiones de un mismo correo con el fin de determinar con el tiempo qué versiones generan una mayor tasa de apertura. 

En este caso, tu objetivo es mejorar la tasa de apertura de tus emails, de modo que los aspectos a medir podrían ser:

  • Línea de asunto y preencabezado

  • Remitente

  • Horario para enviar emails

¿Debo utilizar un tono serio o más bien divertido en el asunto? ¿Mejor hacer uso de una pregunta o mejor una afirmación? ¿Con emojis o sin emojis? ¡Averígualo!

Si el software que utilizas para enviar correos electrónicos ofrece la opción de realizar tests A/B, definitivamente deberías usarla para comprobar ante qué línea de asunto, remitente y horario reaccionan mejor tus clientes.

Para más detalles sobre cómo llevar a cabo un test A/B, te recomiendo que le eches un vistazo a nuestro artículo del blog.👇

📚Lectura recomendada: Test A/B: qué es y cómo llevarlo a cabo

7. Mide la tasa de apertura de tu campaña

Medir y seguir midiendo: ese es el último paso para mejorar la tasa de apertura de tus campañas de email marketing. Esto no solo funciona para saber en qué porcentaje ha aumentado tu tasa de apertura, sino también para comprobar que tu asunto, remitente, horario de envío y demás elementos están funcionando.

Medir la tasa de apertura de tus campañas te ayuda también a determinar los elementos que valen la pena reutilizar en tus estrategias futuras.

o o o 

¡Suscríbete ahora de forma gratuita a nuestro newsletter y recibe lo último en marketing online y comercio electrónico!

Newsletter

13/04/2022

© 2024 Trusted Shops AG  |  Aviso legal  |  Protección de datos  |  Configuración de cookies