10 palabras claves usadas en redes sociales

A día de hoy en el ámbito del comercio electrónico, es difícil evitar el uso de las redes sociales, sea de forma profesional o privada. Sin estrategia ni conocimientos previos, no obstante, el uso de estas redes sociales puede rápidamente terminar en un fracaso rotundo. Hoy te explicamos las palabras claves de redes sociales más relevantes para el comercio electrónico.

Las diferentes redes sociales

Recientemente se ha estado criticando a las redes sociales, con el calificativo de «redes asociales» para referirse a ellas. La percepción por parte del público general se ve marcada en la actualidad por escándalos de filtración de datos y burbujas de filtro, y uno de los fenómenos más temidos en el presente digital son los llamados «linchamientos digitales».

Sin embargo, Facebook, Twitter, Instagram y otras redes sociales se han vuelto en componentes decisivos para el comercio electrónico, pues pueden representar un factor fundamental para los volúmenes de ventas siempre y cuando se utilicen correctamente. A continuación te presentamos las palabras claves de redes sociales que comparten el comercio electrónico y dichas redes:

1. Comunidad

Se refiere a la totalidad de los usuarios que han creado un perfil en una red social, quienes reciben noticias actuales de esa página y quienes hablan de temas determinados. Por ejemplo, en Facebook reciben el nombre de «fans», en Twitter e Instagram serían «seguidores», mientras que en YouTube se hablaría de «suscriptores».

Uno de los retos fundamentales para las empresas consiste en crear su presencia en redes sociales de tal manera que puedan encontrar a su clientela específica en la comunidad y ofrecerles sus productos. De este modo, es imprescindible realizar un análisis respecto a en qué canales pueden hallarse potenciales clientes, incluso antes de comenzar a usar redes sociales.

Una vez se haya conseguido reunir a la comunidad, la llamada gestión de la comunidad (community management) es un deber clave cuya importancia no debería ignorarse.

Los usuarios de redes sociales esperan recibir respuestas rápidas y personales a sus preguntas y reclamaciones. En caso de no estar satisfechos con la reacción de la empresa, expresarían su descontento de forma muy abierta; quien en este punto no sepa qué hacer, estaría cerca de experimentar un linchamiento digital.

2. Datos

La mayoría de redes sociales parecen ser gratis a primera vista, pero en realidad los datos de los usuarios constituyen la moneda de cambio. La información individual de cada usuario, junto con sus gustos y sus actuales intereses dejan un gran rastro de datos en redes como Facebook. Como empresa, uno puede usar esto como ventaja, debido a que las posibilidades de analizar a cada usuario individual y establecer un público meta para la publicidad son a día de hoy más altas que nunca.

No obstante, esto también trae conflictos. El equilibrio entre la cesión y protección de datos debe nuevamente estar en un constante estado de negociación, debido a que nuevas legislaciones como el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que entró en vigor el 25 de mayo de 2018, y el reglamento de ePrivacy de la Unión Europea planeado para 2019 tienen en la actualidad grandes posibilidades de cambiar las reglas del juego.

Libro blanco preguntas sobre el RGPD

Aunque no se utilicen las redes sociales como canales de promoción, estas funcionarían como un instrumento de medición importante para averiguar qué novedades hay en el campo en el que se especializa uno.

De los ámbitos que cubres, ¿cuáles son más interesantes para los usuarios? ¿De qué hablan los usuarios ahora? Escúchalos bien y comunícate con ellos.

3. Contenido

Esta palabra se refiere en general a los contenidos de Internet, como los textos, las imágenes, los audios, los vídeos, etc. Es posible que haya escuchado la frase inglesa «content is king» (el contenido es el rey) al menos una vez; en el caso de las redes sociales, esta frase es especialmente cierta, pues los contenidos interesantes y útiles son una pieza fundamental para un marketing de contenidos exitoso.

Y es que las redes sociales pertenecen a los canales de difusión más importantes para estos contenidos. Mediante el uso de información práctica, inspiración y una representación auténtica y personal de la empresa, puedes conseguir establecer un vínculo emocional y duradero con «tus» clientes.

Aparte de producir contenido propio, es hoy en día especialmente importante comisariar de forma inteligente. En otras palabras, debes procurar compartir contenidos relevantes de otros usuarios en tu propio canal. Así puedes posicionarte como especialista respecto a todo lo importante y entretenido de un tema específico.

4. Algoritmo

Un algoritmo es, según su definición, un «conjunto ordenado y finito de operaciones que permite hallar la solución de un problema».

El término se refiere a procedimientos matemáticos complejos que son esenciales para que los motores de búsquedas y muchos otros programas de software funcionen de la forma a la que estamos acostumbrados.

Las redes sociales como Facebook utilizan algoritmos para establecer qué contenidos se muestran a los usuarios individuales y cuáles no mostrarles. Esta clasificación previa artificial viene influida por distintos factores, como lo es por ejemplo las páginas a las que se han suscrito los usuarios y los contenidos con los que interactúan normalmente. A partir de ahí surge la posibilidad de que a los usuarios les parezcan interesantes los nuevos contenidos. No obstante, no todo lo que publican las empresas lo van a ver tus seguidores automáticamente.

5. Alcance orgánico y pagado

Un alcance orgánico se refiere a la cantidad de usuarios que ven una publicación. Aparte de los fans y los seguidores, puede tratarse de otros usuarios, como es el caso de fans que comparten la publicación con sus propias cuentas.

Paralelamente, existe el alcance pagado, con el que mediante el uso del presupuesto para la publicidad se muestra la publicación a otros usuarios a quienes el contenido les podría interesar. Esto último también ocurre gracias a los algoritmos.

6. Prueba social

Se trata de un fenómeno psicológico basado en que las personas se orientan de acuerdo al comportamiento de las otras personas o su entorno, tras lo cual ajustarían su propio comportamiento de acuerdo a eso.

Así, como ejemplo de esto en la vida real, un restaurante parecería más atractivo si hubiera una larga fila de gente delante de su puerta, aunque no se tenga información sobre la calidad de su comida. En el mundo virtual, la prueba social se mide mediante comentarios, interacciones o incluso valoraciones de perfiles, páginas y empresas.

Entre otros, los algoritmos de Facebook y otras redes siguen este concepto y priorizan los contenidos que tienen un alto nivel de interacción.

Valoraciones de producto

7. Hashtag

Un hashtag (o etiqueta) son palabras o conjuntos de palabras precedidas por una almohadilla (#) y que sirven como palabras claves o de búsqueda. Son especialmente relevantes en Twitter e Instagram, donde los usuarios conectan sus publicaciones con temas específicos mediante ellos con el fin de que los demás usuarios puedan encontrarlos. De esta forma, los hashtags aportan una vista general más amplia respecto a la inmensa cantidad de información de las redes sociales.

Sugerencia de lectura: Cómo mejorar tu estrategia de marketing de redes sociales mediante Hashtags

8. Linchamiento digital

No es raro encontrarse con opiniones negativas en las redes sociales, pero esto no debe ser un motivo para evitar estos importantes canales de comunicación. No obstante, si estos comentarios negativos existen en relación con un acontecimiento específico, se hablaría de un linchamiento digital (o «shitstorm», como se le conoce en inglés).

Esta llamada «tormenta de indignación» incluye reacciones negativas hacia un tema, una persona o una empresa. Las empresas activas en redes sociales deben asumir siempre los fundamentos básicos para solventar una crisis mediante la comunicación.

Descarga gratuita: Así reaccionas ante una valoración negativa - las 7 reglas de oro

9. Clickbait

En español, este concepto podría traducirse como «ciberanzuelo». Un clickbait incita a los usuarios a hacer clic en un enlace de una publicación de redes sociales mediante una presentación dramática, emocional o sensacionalista, pero dicho enlace en realidad no contendría lo que los usuarios buscaban.

El objetivo sería aumentar las cifras de visitas a una página web para así aumentar los ingresos por publicidad. El clickbait llevaría principalmente a expectativas no cumplidas y debería evitarse en la medida de lo posible.

Este fenómeno también demuestra que el rango de atención de los usuarios suele ser muy corto y que es fundamental presentar los contenidos de forma atractiva. Es recomendable elegir textos e imágenes que llamen la atención de prospectivos clientes de forma muy meticulosa.

10. Mensajería

Servicios de mensajería como WhatsApp, Facebook Messenger o Telegram sirven para el intercambio privado de mensajes, pero se consideran además redes sociales. La reciente introducción de «WhatsApp Business» ha convertido a la aplicación de mensajería instantánea más usada del mundo en un canal de información y de servicios cada vez más atractivo para las empresas.

Sus indiscutidos beneficios incluyen la capacidad de conversar de forma más rápida, simple y personal. Además, en Facebook Messenger se pueden publicar anuncios de publicidad y en el futuro WhatsApp podrá contener publicidad, lo que habilitaría otro punto de contacto con los usuarios.

Newsletter

0 Comentarios